Comunicado ONU Cambio Climático / 14 Nov, 2017
Urge más financiación para resiliencia: Noruega y Unilever prometen 400 millones de dólares

Bonn, 14 de noviembre Los devastadores efectos de la temporada de huracanes de este año han hecho que nos demos cuenta de la necesidad de invertir urgentemente en sociedades que puedan resistir el cambio climático, hecho que Noruega y Unilever se han tomado muy en serio en la COP23 y se han comprometido hoy a invertir 400 millones de USD para estimular un desarrollo social resiliente.

En el Día Mundial de la Resiliencia Frente al Cambio Climático que se celebra como parte de la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, líderes de Gobiernos, empresas y la sociedad civil han recalcado que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar el agravamiento del cambio climático y adaptarnos con éxito al cambio climático existente no son objetivos separados sino un solo objetivo.

En la mesa redonda sobre el desbloqueo de la inversión en resiliencia, Vidar Helgesen, Ministro de Clima y Medio Ambiente de Noruega, ha dado un claro ejemplo de acción cuando ha dicho: “Me complace anunciar que Noruega, con Unilever y otros socios, está estableciendo un nuevo fondo de 400 millones de USD para invertir en modelos de empresa que combinen inversiones en agricultura de alta productividad, la inclusión de los pequeños agricultores y la protección de los bosques. Esta debería ser solo una de las muchas inversiones públicas y privadas nuevas en un desarrollo socioeconómico más resiliente”.

Tomar medidas ahora para crear resiliencia social y económica frente al cambio climático es esencial para cumplir los objetivos de los tres acuerdos internacionales inseparablemente vinculados: el Acuerdo de París sobre el cambio climático, la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres.

“No es posible lograr el desarrollo económico y la erradicación de la pobreza sin generar resiliencia frente al cambio climático. Por eso el Banco Mundial está poniendo la resiliencia y la gestión de los riesgos climáticos en el centro de sus inversiones”, ha dicho Laura Tuck, Vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial.

Respuestas publico-privadas coordinadas

Para crear resiliencia hace falta que tanto el sector público como el privado inviertan en ello, lo cual tiene sentido desde el punto de vista económico y medioambiental.

Roelfien Kuijpers, Director de Inversiones Responsables y Jefe Mundial de Relaciones Estratégicas de Deutche Asset Management ha dicho: “Durante muchos años, los inversores han sido incapaces de evaluar completamente los riesgos del cambio climático. Las iniciativas de macrodatos, como la labor de Four Twenty Seven [Cuatro Veinte Siete] están permitiendo que los inversores lo hagan y reduzcan los riesgos climáticos de sus carteras. Se trata de un paso importante, pero hace falta más para limitar los riesgos del cambio climático, aumentar la inversión responsable desde el punto de vista del medio ambiente y mejorar la comunicación de riesgos climáticos por parte de las empresas”.

El Dr. Simon Young de Willis Towers Watson y el Foro para el Desarrollo de los Seguros (IDF por sus siglas en inglés) destacó la importancia de las alianzas públicas y privadas para evaluar y reducir los riesgos: “Para crear resiliencia primero tenemos que entender los riesgos y la forma en cómo evaluarlos. El sector de los seguros puede hacerlo trabajando a través de alianzas publico-privadas, de manera que las comunidades y las empresas no solo puedan anticiparse a los riesgos sino absorberlos, hacerles frente y recuperarse de ellos”.

Respuesta mundial y local

Mary Robinson, Presidenta de la Fundación Mary Robinson - Justicia Climática, ha dicho: “Para crear resiliencia de forma eficaz, tenemos que abordar las causas fundamentales de la pobreza, la desigualdad y la exclusión, y poner a la gente en el centro de la toma de decisiones”.

Elhadj As Sy, Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, ha resaltado que para llegar a las personas vulnerables las iniciativas no pueden quedarse en los niveles internacional y nacional, a la vez que afirmó que: “Nuestros voluntarios demostraron el efecto positivo que pueden tener las acciones a nivel local cuando respondieron a los recientes huracanes en el Caribe, las olas de calor en Europa y las inundaciones en Bangladesh. Tenemos que empoderar a quienes actúan a nivel local para que sepan lo que se les viene encima y tengan recursos para actuar”.

Naturaleza, ciencia y resiliencia

Crear resiliencia más eficazmente significa entender la ciencia y trabajar con la naturaleza.

Johan Rockström, Director Ejecutivo del Centro de Resiliencia de Estocolmo, ha dicho: “Invertir en resiliencia tiene dos ventajas para el clima. En primer lugar permite a las comunidades superar las crecientes conmociones y tensiones climáticas. En segundo lugar, reduce los riesgos climáticos salvaguardando sumideros de carbono y dando rienda suelta a formas de pensar novedosas sobre transformaciones hacia sociedades diversificadas libres de combustibles de origen fósil”.

Inger Andersen, Directora General de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, ha dicho: “El cambio climático está poniendo en peligro millones de vidas y causando cuantiosas pérdidas económicas. Para reducir estos riesgos es crucial que los ecosistemas funcionen bien, al mismo tiempo que se refuerce la resiliencia de los más vulnerables. Por ejemplo, mantener los manglares es una solución basada en la naturaleza con buena relación entre coste y eficacia”.

Inia Seruiratu, Paladín del Clima y Ministro del Gobierno de Fiji, ha subrayado la importancia de la resiliencia y la acción por parte de una amplia gama de partes interesada: “Todo el mundo tiene que unirse de manera sin precedente para hacer frente a los retos que se nos presentan. Trabajar juntos para crear resiliencia es más urgente que nunca para todos nosotros, pero especialmente para zonas vulnerables como el Pacífico».

René Castro, Subdirector General de la FAO, hablando en nombre de la Iniciativa de Resiliencia Climática de la ONU (A2R), se ha hecho eco de los comentarios del Ministro Seruiratu y ha afirmado que: “La Iniciativa de Resiliencia Climática de la ONU es un ejemplo magnífico de cómo socios públicos y privados se están uniendo para ayudar a los países y comunidades a anticiparse a los riesgos climáticos y absorberlos, y para reorientar el desarrollo de manera que la sostenibilidad sea posible”.

Rommel Lo, de la Asociación Dumaguete Effata de Sordos (DEAF) de Filipinas ha recalcado la importancia de poner a las comunidades en el centro de la toma de decisiones: “Más de una décima parte de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad y está entre los más vulnerables a los desastres. Confío en que en el caso de la comunidad de sordos, aunque no podamos oír, sí podamos hacernos oír. Tenemos que intervenir en la toma de decisiones que nos van a afectar”.

Notas para los redactores

En la COP23 se celebran tres eventos de alto nivel centrados en la resiliencia en el marco de la Alianza de Marrakech para la Acción Climática Global. Están diseñados para sacar provecho de este acuerdo e identificar la acciones concretas que son necesarias para crear resiliencia frente al cambio climático. Dichos eventos son:

Desbloqueo de la inversión en resiliencia frente al cambio climático (de 13:15 a 14:45 h, 13 de noviembre, sala 3, Zona Bonn)

Por qué la resiliencia frente al cambio climático es importante para los habitantes de los pequeños Estados insulares en desarrollo y otros países vulnerables (de 11:30 a 13:00 h, 14 de noviembre, sala 6, Zona Bonn)

Trabajar con la naturaleza para crear resiliencia frente al cambio climático y fomentar el desarrollo sostenible (de 15:00 a 16:30 h, 14 de noviembre, sala 2, Zona Bonn)

- Los organizadores de los eventos son los siguientes aliados de la Iniciativa de Resiliencia Climática de la ONU (A2R): Alianza Mundial para la Resiliencia, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Foro para el Desarrollo de los Seguros, Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, ONU Medio Ambiente y el Banco Mundial.

- Para ser resilientes frente al cambio climático las personas y sus economías necesitan tener tres cosas: ser capaces de comprender y anticiparse a los riesgos y peligros climáticos (fenómenos extremos tales como los huracanes y cambios a largo plazo tales como la subida de las temperaturas y del nivel del mar), ser capaces de absorber y superar los efectos de las conmociones y tensiones climáticas cuando estas se produzcan y, a largo plazo, una transformación del desarrollo y de lo que hacen para reducir estos riesgos.

- Para obtener más información escriba a esta dirección: info@a2rinitiative.org.