Informe / 07 Feb, 2017
Los países en desarrollo necesitan financiamiento urgente para hacer que sus sectores energéticos sean más sostenibles

Países en Asia, África, América Latina y el Caribe necesitan urgentemente apoyo financiero para transformar su sector energético y hacerlo más sostenible e implementar así sus planes nacionales de acción climática en el marco del Acuerdo de París sobre cambio climático.

Esta es una de las principales conclusiones de una encuesta realizada por la secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), por encargo de la Asociación del Marco de Nairobi. La encuesta tenía como objetivo abordar las necesidades que tienen los países para poder implementar sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés). La encuesta fue realizada por la secretaría de la CMNUCC a través de sus centros regionales de colaboración (CRC) en África Oriental, África Occidental, Asia y América Latina y el Caribe.

Los CRC recibieron información de las autoridades nacionales designadas de un total de 79 países. El número de países involucrados representa el 77% de los países apoyados por los CRC en las regiones de Asia, África y América Latina y el Caribe.

Las autoridades nacionales designadas son las entidades a las que cada país encarga la responsabilidad de autorizar y aprobar la participación en proyectos del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL).

La reforma del sector energético es crucial para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París

El objetivo central del Acuerdo de París sobre el cambio climático es limitar el aumento de la temperatura media mundial lo más cerca posible de 1,5 grados. La transición del sector energético hacia una economía baja en carbono es crucial para alcanzar esta meta ya que la generación de energía con carbón, gas y petróleo es la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.

La encuesta también reflejó que si bien muchos de estos países reciben algún tipo de ayuda de organizaciones internacionales para aumentar la transparencia en la medición, reporte y verificación de sus reducciones de emisiones, este apoyo no es suficiente.

La encuesta indica claramente que los países creen que el uso del Mecanismo de Desarrollo Limpio de las Naciones Unidas (MDL), las bases de referencia estandarizadas y las Acciones Nacionales de Mitigación Apropiadas (ANAM por sus siglas en español y NAMA, por sus siglas en inglés), pueden ayudarles a cumplir sus compromisos de acción climática.

El MDL proporciona créditos vendibles de reducción certificada de emisiones a proyectos en los países en desarrollo que reduzcan o eviten las emisiones de gases de efecto invernadero, incluyendo proyectos en el sector energético. El incentivo creado por el MDL generó la inscripción de alrededor de 8.000 proyectos y programas en más de 111 países y la emisión de más de 1.700 millones de certificados de reducción de emisiones (CER, por sus siglas en inglés).

Los participantes en la encuesta creen que el MDL es un mecanismo que ha impulsado eficazmente inversiones privadas en el sector energético de sus países.

A través de las ANAM, los países en desarrollo pueden solicitar apoyo concreto para acciones climáticas. Los países que estén dispuestos a apoyar iniciativas ANAM pueden darse de alta en un registro especial administrado por la secretaría de la CMNUCC, donde los países en desarrollo pueden encontrar posibles vías de apoyo.

Países en Asia y África los que más apoyo necesitan

La encuesta puso de manifiesto que las regiones de Asia y África son las que necesitan un apoyo más urgente para desarrollar sus mercados del carbono, así como instrumentos económicos para acciones de mitigación.

También desde América Latina se indica que existe una gran necesidad pero menor que en las regiones citadas anteriormente. Esto puede deberse a que América Latina cuenta con una amplia experiencia en este cambio y tiene un importante potencial para seguir avanzando sin necesidad de apoyo externo.

Sin embargo, la región del Caribe no cuenta con amplia experiencia de participación en el MDL y tiene un potencial limitado para reducir emisiones. Esto podría ser un obstáculo para la futura implementación de mercados del carbono a nivel doméstico.

Por último, la encuesta puso de manifiesto que hay diferencias entre las regiones en cuanto al nivel de apoyo esperado. Así, por ejemplo, América Latina está concentrada en diseñar estrategias para alcanzar los objetivos de sus contribuciones determinadas a nivel nacional, mientras que África y el Caribe buscan apoyo financiero y técnico para poder implementar medidas específicas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en sectores prioritarios. Para Asia-Pacífico aumentar la resiliencia al cambio climático es más prioritario que reducir emisiones.

Sobre la encuesta y la Asociación del Marco de Nairobi

El origen de la encuesta está en la decisión adoptada tras por los miembros de la Asociación del Marco de Nairobi tras la adopción del Acuerdo de París. Estos decidieron aumentar la eficacia del apoyo que se da a los países en desarrollo para implementar sus contribuciones nacionales en las áreas de financiamiento climático, transferencia de tecnología y desarrollo de capacidades para la mitigación del cambio climático mediante la creación de entornos favorables a nivel nacional, mecanismos de reglamentación y mercados de carbono, incluido el MDL.

La Asociación del Marco de Nairobi está conformada por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo (BAFD), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Asociación PNUMA DTU, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la Asociación Internacional de Intercambio de Derechos de Emisión (IETA) y el Banco Asiático de Desarrollo (ADB). Coordinando las organizaciones están la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), el Banco Inter-Americano de Desarrollo (BID), la Alianza Mundial LEDS (LEDS) y el Bando de Desarrollo de América Latina (CAF).

Conozca más detalles sobre la encuesta aquí.