Informe / 03 Feb, 2017
Los autos eléctricos y los paneles solares podrían frenar la demanda de combustibles fósiles en 2020

El auge de los coches eléctricos y la consiguiente caída del consumo de petróleo son una seria amenaza para el sector a medio plazo, advierten los expertos, un riesgo subestimado hasta ahora por las grandes petroleras. Según un informe publicado el miércoles por los gabinetes Carbon Tracker y Grantham Institute, ambos con sede en Londres, la caída de los precios de los coches eléctricos y de las energías renovables podrían frenar la demanda de petróleo a partir de 2020.

Lea el artículo publicado por el Nuevo Herald.