Informe / 22 Jun, 2017
Las petroleras deben prepararse para un futuro bajo en emisiones de carbono

Cinco de las seis empresas petroleras más grandes del mundo corren el riesgo de perder inversiones valoradas en 2,3 billones de dólares (el 30% del gasto previsto hasta 2025) en proyectos que no están en la línea del Acuerdo de París sobre el cambio climático. Estas empresas deberán reconsiderar esos gastos si quieren proteger los intereses de sus inversionistas.

Estas son las conclusiones a las que llega el nuevo reporte de Carbon Tracker titulado "2 Degrees of Separation" (2 grados de separación),realizado con Principios de Inversión Responsable (PRI) e inversionistas institucionales. Este es el primer reporte que establece un ranking de las empresas de gas y petróleo, e identifica cuáles presentan un mayor riesgo para los inversionistas en el contexto de la transición inevitable hacia un futuro bajo en emisiones de carbono.

El objetivo central del Acuerdo de París es mantener el aumento de la temperatura muy por debajo de los 2 grados centígrados y lo más cercano posible a 1,5 °C. Es innegable que el planeta ya está experimentando temperaturas extremas tan sólo con el aumento de 1 °C de media en el sistema climático. Esta semana la Organización Meteorológica Mundial, agencia de las Naciones Unidas sobre el tiempo, el clima y el agua, advirtió de que este año las olas de calor están siendo más frecuentes y se presentan más pronto, como han mostrado los récords de temperatura alcanzados en mayo y junio en zonas del Norte de África, Asia, Medio Oriente, Europa y Estados Unidos.

La mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático, proviene de la quema de combustibles fósiles. Este año en Francia, por ejemplo, el aumento de 1 °C global de media se vio reflejado en un aumento anómalo de la temperatura a nivel regional de hasta 10 °C en el mes de junio. Es por ello imprescindible mantener las reservas conocidas de combustibles fósiles bajo tierra sin explotar para evitar mayores emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

James Leaton, director de investigación de Carbon Tracker, declaró que “hay evidencias de que la demanda de petróleo alcanzará el punto máximo a principios de los años veinte de este siglo, por lo que las empresas tienen que desechar opciones de proyectos que estén planeando para esas fechas y que las petroleras tienen además que ser transparentes al mostrar la manera en que se están preparando para un futuro bajo en emisiones de carbono. No es rentable para los accionistas seguir con la inercia actual, ya que las políticas y la tecnología están avanzando en la dirección opuesta”.

El reporte también concluye que si las empresas se adhieren a la meta de los 2 grados centígrados es probable que obtengan un mejor desempeño, ya que proyectos de bajo costo tienen altos márgenes de utilidad. El precio del barril tendría que mantenerse en un promedio de 100 dólares para que continuara siendo rentable a las empresas la ejecución de proyectos que ignoren el objetivo principal del Acuerdo de París.

Carbon Tracker predice que cinco gigantes del petróleo ponen en riesgo 30% de posibles inversiones al apoyar proyectos innecesarios en un mundo que busca limitar el calentamiento global.

Lea el comunicado de prensa de Carbon Tracker, en inglés, aquí.

Lea el reporte completo, en inglés, aquí.