Estudio / 10 Ene, 2018
El objetivo del Acuerdo de París sobre los 1,5 grados es vital para proteger a las comunidades del aumento del nivel del mar

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Tufts, la Universidad de Rutgers (Estados Unidos) y el Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam (Alemania) muestra que el aumento de la temperatura media mundial establecida en el Acuerdo de París sobre el cambio climático, podría salvar a las comunidades costeras y ecosistemas de las consecuencias más graves de este cambio en el nivel del mar. El estudio también muestra que, incluso cumpliendo los objetivos de París, tendrá lugar un aumento considerable del nivel del mar.

El Acuerdo de París sobre el cambio climático de 2015 tiene el objetivo de mantener el aumento de la temperatura media global no supere los 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Sin embargo, los esfuerzos están puestos en limitar aún más este aumento, a solo 1,5 grados centígrados.

Esta investigación pronostica que calentar el planeta en más de 2 grados centígrados no solo provocará eventos climáticos extremos, como inundaciones, incendios forestales, deslizamientos de tierra y huracanes, sino que también causará cambios catastróficos en el nivel del mar, lo que provocará la pérdida de ecosistemas y la migración masiva. A medida que aumentan las temperaturas, se eleva el nivel del mar, afectando directamente a las zonas costeras.

Los investigadores vieron que estabilizar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados centígrados entre ahora y 2150, lo que requeriría una reducción más rápida en las emisiones de carbono que bajo el objetivo de 2 grados centígrados, reduciría significativamente el impacto del aumento del nivel del mar. Esto significa que el nivel medio del mar en el mundo en 2150 sería aproximadamente 17,7 centímetros menos que bajo un aumento de 2 grados Celsius.

El autor principal del estudio, Klaus Bittermann, estudiante de postdoctorado en el Departamento de Ciencias de la Tierra y el Océano, dijo que la diferencia de 0,5 grados podría ser una cuestión de vida o muerte, ya que los ecosistemas y las poblaciones se ven desbordados por las inundaciones y otros cambios ecológicos. “Por ejemplo, las marismas y los manglares pueden ahogarse si el ritmo local del aumento relativo del nivel del mar excede su capacidad ecológica de adaptarse”, afirmó Bittermann.

“Algunas personas podrían argumentar que no habrá una diferencia considerable entre los dos objetivos, por lo que debemos apuntar a la más alta, ya que es más fácil”, continuó el autor. Sin embargo, los hallazgos desafían esa idea. “Esas diferencias resultan ser significativas”, dijo.

Bittermann realizó la investigación computacional junto con Andrew Kemp, profesor asistente en el Departamento de Ciencias de la Tierra y del Océano, y colegas del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático en Alemania y la Universidad de Rutgers. Según el investigador, resaltar las diferencias entre los dos objetivos contribuye a la cada vez mayor prueba de que los países deben intensificar los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono y proteger el futuro del planeta.

Bittermann agregó que el documento, publicado en la revista Environmental Research Letters, se incluirá en el informe especial del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático 2018 sobre los 1,5 grados centígrados, y que se agrega a la literatura actual, que se añade a la literatura actual.

“Creo que este informe especial será una contribución importante al discurso público”, dijo. “Asimismo, también informará a los responsables políticos sobre lo que realmente significan estos objetivos de París desde un punto de vista físico y económico. Para aquellos que deseen saber cuál es la diferencia, desde el punto de vista del nivel del mar global, si la temperatura baja en solo 0,5 grados Celsius, creo que nuestro trabajo proporciona una respuesta muy clara, y estoy seguro de que es una diferencia por la que vale la pena luchar”.

Haga clic aquí para descargar el estudio.