Artículo / 30 Ene, 2018
2017 también registró la temperatura más alta en los océanos del mundo

El año 2017 fue el año más caluroso jamás registrado para los océanos del mundo, según un estudio del Instituto de Física Atmosférica de la Academia de Ciencias de China (IAP CAS por sus siglas en inglés).

El estudio muestra que, en 2017, el calentamiento del océano se produjo en la mayor parte del mundo, a pesar de que el Atlántico y los océanos del hemisferio sur (30 ° al sur) se han visto más afectados por este fenómeno.

El océano desempeña una serie de papeles cruciales en el proceso climático. Como una bomba de carbono, absorbe alrededor de un tercio de las emisiones mundiales de CO2 (dióxido de carbono). También es un amortiguador térmico: almacena grandes cantidades de calor que luego transporta según sus movimientos, corrientes y profundidades.

En parte, gracias a los océanos, el cambio climático no se ha acelerado más de lo que lo ha hecho en la actualidad, y el aumento medio de la temperatura global de la atmósfera no es más alto de lo que es ahora. Investigadores del IAP CAS afirman que los océanos absorben más del 90 % del calor de la Tierra relacionado con el clima.

 

Los resultados del nuevo estudio reiteran, en parte, la publicación provisional de la Organización Meteorológica Mundial del pasado mes de noviembre de 2017, donde se afirmaba lo siguiente: “Las temperaturas de la superficie del mar en todo el mundo van camino de convertirse entre las tres más altas de la historia. El contenido de calor oceánico mundial en 2017 y hasta la fecha ha alcanzado niveles récord o se acerca a ellos.”

Los océanos Atlántico y Sur (30 ° sur) han sido más cálidos que los océanos Pacífico e Índico. El Océano Atlántico (30 ° norte) y el Océano Austral experimentaron mayores aumentos de temperatura que el período 1981-2010 (Figura 2).

https://screenshotscdn.firefoxusercontent.com/images/9851aa18-6cd7-42f1-a5d4-a1880c0e4e64.png

El aumento de la temperatura del océano tiene serias consecuencias. Por ejemplo, el agua se expande cuando está más caliente, lo que aumenta el nivel del mar. Los niveles del mar aumentaron en 1,7 mm en 2017.

Los mares más cálidos también significan menos oxígeno para el océano, el blanqueo de los arrecifes de coral y el derretimiento del hielo terrestre y marino.

Haga clic aquí para leer el estudio completo (en inglés).